La red social de Jack Dorsey lleva años con rumores acerca de un posible botón para indicar que un tweet no es de nuestro agrado y parece que por fin ha llegado ese día. La noticia ha tomado a todos los usuarios por sorpresa, pues no había ningún indicio acerca de que la fecha de hoy era la indicada para la llegada de esta nueva funcionalidad.

Twitter hizo el anuncio mediante su cuenta dentro de la red social, en la publicación del tweet explica los pormenores y las implicaciones de este nuevo botón en pruebas. Y, es que, aunque se parece mucho al de Facebook cuenta con limitaciones de uso para no generar un ambiente tóxico dentro de la red social.

En primer lugar, está la limitación de software, los usuarios de iOS son los elegidos para probar la nueva característica de Twitter. Eso sí, no todos. Solo algunos usuarios tendrán esta opción dentro de la aplicación y la elección de estas personas es completamente aleatoria y no depende de nada. 

La segunda limitación se encuentra en la manera de funcionar de este botón. Su aparición estará ligada a la interacción, así pues, no aparecerá en cualquier tweet. Este botón solo hará acto de presencia en las respuestas a tweets y solo podrá pulsar sobre el “no me gusta” el autor original del primer tweet.

Esta medida se ha integrado para que no se genere un ambiente parecido al que hay en Facebook, donde cualquier persona puede ser víctima de un hundimiento a base de “no me gusta”. Además, la persona que reciba esta etiqueta en su tweet no será informada de esta interacción.

Lo cierto es que por el momento este botón “no me gusta” no sirve para demasiado, no es más que un añadido innecesario y que no modifica la manera de interactuar dentro de la red social. Puede que esta prueba no llegue demasiado lejos.