Coca-Cola es una de las marcas más emblemáticas que hay y sin duda uno de los refrescos que más pasiones levanta, desde que la compañía surgiera hace más de 130 años. Tomarse un a lata de esta icónica marca es para muchos un verdadero placer, incluso a pesar de las recomendaciones médicas.

Y es que son numerosas las ocasiones en las que la ciencia ha advertido de los riesgos que puede conllevar para la salud el consumo elevado de bebidas edulcoradas o gaseosas, incluyendo las bajas en calorías.

Para aquellos que no quieren (o pueden) dejar de hacerlo, aquí hay algunos motivos por los cuales podrían justificar su consumo. Aunque lo cierto es que siempre puedes optar por una alternativa mucho más saludable con la que obtener estos y muchos más beneficios.

Puede mejorar ciertos problemas digestivos graves

Los bezoares del sistema gastrointestinal son una masa sólida de material indigerible que se acumula en el tracto digestivo capaz de bloquearlo. Pueden generar náuseas, vómitos o incluso úlceras gástricas o sangrado intestinal entre otras consecuencias.

Según las conclusiones de un estudio publicado en 2012, el consumo de refrescos de cola puede resultar un método efectivo para disolver esta masa o hacerla más pequeña.

En concreto las conclusiones de la investigación indican que un paciente con esta afección logró mejorar al ser tratado en el hospital con Coca-Cola Zero que debía ingerir de manera oral durante una semana en una dosis de 500 mililitros tres veces al día.

Te ayuda a mantenerte concentrado

La cafeína con moderación puede aportarte varios beneficios. Te mantiene despierto, concentrando y alerta. Algunos estudios incluso aseguran que puede mejorar la memoria y el funcionamiento del corazón.

Dado que gran parte de estos refrescos contienen cafeína, al consumirlos puedes obtener estos beneficios. Aunque con ello también estás incluyendo en tu cuerpo altas dosis de azúcar, con lo que esto conlleva para la salud. Para evitar estos riesgos, mejor prueba con algunos trucos que te ayudarán a estar despierto sin necesidad de cafeína.

Y te da más energía

Si notas que a mitad del día te fallan las fuerzas y el agotamiento beber refrescos de este tipo sin duda hará que encuentres las energías que necesitas. Esto se debe al aporte de azúcar que de manera inmediata estás haciendo llegar a tu organismo. Aunque de nuevo existen alternativas más saludables, como los frutos secos, con los que poder potenciar tu ánimo.

dolor cabeza

Depositphotos

Algunas personas afirman que ayuda ante diarreas o gastroenteritis 

Es muy extendida la creencia de que un vaso de Coca-Cola puede ayudar a detener las náuseas o a mejorar algunos problemas estomacales. Muchas veces también estos refrescos se utilizan como remedio casero ante niños con diarreas o gastroenteritis para asegurar su hidratación si se revelan ante la ingesta del suero.

Pero hasta el momento esta capacidad curativa de los refrescos de cola (o de cualquier otro tipo) no cuentan con respaldo alguno de la ciencia. Es más, en 2008 una revisión de estudios elaborada por científicos británicos no encontró evidencia alguna capaz de avalar esta afirmación.

No solo eso. Posteriormente el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica británicos (NICE) descartó de sus pautas la ingesta de refrescos, limonadas o zumos en menores con problemas estomacales, ya que pueden hacer empeorar los síntomas. En su lugar los pequeños deben tomar líquidos como una solución de agua con sal para evitar la deshidratación.

El consumo elevado de refrescos y bebidas azucaradas ha sido vinculado con un mayor riesgo de muerte prematura

Como ya se ha remarcado, este tipo de bebidas suele conllevar elevadas cantidades de azúcares añadidos.  Por ejemplo una lata de 330 mililitros de Coca-Cola contiene aproximadamente 35 gramos de azúcar. En contraste  la Organización Mundial de la Salud, (OMS) aconseja que el consumo de azúcares añadidos no debería superar el 10% de la ingesta calórica total. Imagina las cantidades que estás añadiendo a tu cuerpo si cada día te tomas varios vasos.

La ciencia ha alertado en diversas ocasiones sobre la asociación entre el consumo de bebidas azucaradas artificialmente y un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares.

Su ingesta habitual ha sido también vinculada con problemas de obesidad, mayor riesgo de padecer cáncer y con un aumento del colesterol malo y los triglicéridos.

[Fuente: BT]

Artículo original de Cristina Fernández Esteban publicado en Business Insider España