En la situación excepcional en la que nos encontramos de pandemia global, muchas normativas se han endurecido, no solo en espacios públicos, sino también en el privado, y dentro de nuestro vehículo podríamos acabar incumpliendo la normativa de sanidad pública y llevarnos una buena multa de la DGT.

Seguro que en más de una ocasión tras estar utilizando la mascarilla durante un buen rato en el trabajo o en la universidad, has entrado a tu vehículo y te la has quitado directamente, algo que en ciertas situaciones podría acarrearte una multa de hasta 100 €.

Con la llegada de la pandemia se han introducido una serie de normativas sanitarias que están presentes y que afectan también a la estancia dentro de un vehículo. Y es que conviene recordar que llevar mascarilla es completamente obligatorio en espacios privados donde estemos con personas no convivientes. Esto quiere decir, que si estás dentro de un vehículo, con compañeros de clase o de trabajo o directamente con algún amigo no conviviente, y no llevas mascarilla, podrías ser perfectamente multado.

Hay algunas excepciones como los menores de seis años, o personas que por motivos médicos no pueden llevarla, pero debes tener bien claro que dentro de tu vehículo, aunque sea un espacio privado estás obligado a llevar mascarilla si hay otras personas que no residan contigo en el núcleo familiar.

Un aspecto que mucha gente está dejando pasar por alto es que hay muchas comunidades autónomas donde están prohibidas las reuniones de más de cuatro personas no convivientes, y en el coche, entendiéndose también como espacio privado, no podrían ir más de 4 personas, aunque todas llevaran mascarilla dado que se estaría incumpliendo también la norma. En ese caso también podría costarte unos 100 € de multa.

Y algo que están infringiendo muchos conductores, y es que aunque viajen solos o acompañados de su núcleo familiar, está totalmente prohibido llevar la mascarilla colgada del retrovisor porque perjudica la visibilidad, algo que podría ocasionarte una multa de 80 €.