En ocasiones las películas de género son las que mejor describen una situación al permitir especular sobre ella sin ninguna barrera. Dentro del contexto estadounidense, el problema del racismo parece lejos de solucionarse y los movimientos sociales del año pasado son una buena muestra, pero en 2017 se estrenó una película de terror sobre el tema que llamó la atención.

Déjame salir recuerda a películas de décadas atrás por su aparente desenfado y el modo en que mezcla terror con momentos de humor. Esta es la primera película del director Jonathan Peele, quien unos años después también estrenó Nosotros, un sorprendente debut por la interesante propuesta y lo bien que supo trasladar a la pantalla todas sus ideas, pero ¿de qué trata la película?

El protagonista visita los orígenes de su novia, una joven blanca y adinerada cuya familia vive en un pueblo que parece sacado del pasado. A pesar de lo que esperaba, la relación interracial no supone un problema en apariencia, aunque cuando empieza a descubrir algunos aspectos de la localidad se inquieta y crecen las ganas de irse.

No merece la pena contar mucho más sobre la sinopsis, aunque sí podemos decir que por medio aparecen temas como el racismo, el lavado de cerebros, la tortura y cierto deseo de volver a contextos del pasado. Aunque a pesar de la gravedad de los temas, Peele opta por un tono en ocasiones humorístico para narrar la historia.

Evidentemente, al ser estrenada durante el mandato de Donald Trump y con sucesos como el asesinato de George Floyd y las manifestaciones posteriores, Déjame salir es una película más que actual que merece la pena ser visitada por diversos motivos, aunque solo por lo bien que maneja el terror ya es interesante por si misma.

En caso de que quieras verla, podrás hacerlo en Netflix a partir de hoy. Te recomendamos que no te la pierdas, resulta más que entretenida e interesante:

  • Película: Déjame salir (Get Out)
  • Año de estreno: 2017
  • Duración: 103
  • Plataforma: Netflix